Topología SASMEX®

Sistema de Alerta Sísmica Mexicano


El Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX®), es un sistema de alerta temprana para sismos, que avisa a la población con decenas de segundos antes de la llegada de un sismo, con el fin de que la sociedad realice acciones que protejan la vida y reduzcan la pérdida de bienes materiales.

Cumple con los cuatro elementos que precisa la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para conformar un sistema de alerta temprana para sismos (conocimiento del riesgo, sistema de monitoreo y alerta; difusión y comunicación; y capacidad de respuesta), es una herramienta tecnológica de prevención con fundamentos científicos en sus subsistemas, algoritmos de detección y alertamiento (publicados y arbitrados en revistas científicas). Es reconocida como la primera alerta sísmica en el mundo y pionera en el desarrollo de alertamiento sísmico de vanguardia. Los avisos de alerta de SASMEX® son de difusión pública y gratuita en las ciudades en riesgo dentro de su cobertura geográfica. Además, SASMEX® es avalado y reconocido por las autoridades tanto a nivel federal como local, como el sistema oficial de alertamiento sísmico en el país.

Cobertura Geográfica de Monitoreo Sísmico


A partir de 2012 la cobertura de detección del SASMEX®, abarca con 97 sensores sísmicos la región sísmica más activa del país a lo largo del océano Pacífico en la zona de subducción de la Placa de Cocos y Placa de Norteamérica, en los estados de Jalisco, Colima, Michoacán Guerrero, Oaxaca y Puebla. El monitoreo sísmico dispone de sistemas de ingeniería eléctrica, electrónica, computación y comunicación altamente confiables y resilientes para asegurar en la medida de lo posible una continuidad y disponibilidad de operación todos los días del año.

Topología SASMEX®

Ciudades que Difunden la Alerta Sísmica

Los avisos de alerta sísmica del SASMEX® son recibidos por la población de: Ciudad de México, Puebla, Acapulco, Chilpancingo, Morelia, Oaxaca y Toluca (que redifunde el aviso de la Ciudad de México). Avisos que benefician a más de 25 millones de personas en zonas de riesgo sísmico.

Criterios de Alertamiento

Los sensores del SASMEX® monitorean las zonas de peligro sísmico, y reconocen sismos en un radio próximo a 90 km. Estiman en los primeros segundos de la detección del sismo su posible magnitud. Con los datos que envían los sensores, a cada ciudad determina la distancia entre el sismo para decidir la difusión del aviso de alerta sísmica.
Para cada ciudad, la alerta sísmica se activará:


1. Si en los primeros segundos de la detección sísmica, al menos 2 estaciones rebasan los niveles de energía preestablecida.
2. Dependiendo la estimación de energía del sismo.
3. Dependiendo de la magnitud estimada del sismo y la distancia a la ciudad a alertar:
      a) Magnitud mayor a 5 que ocurra a no más de 250 km.
      b) Magnitud mayor a 6 que ocurra a más de 350 km.
      c) Magnitud mayor a 5.5 que ocurra a no más de 350 km.

Un sismo No AMERITA aviso de alerta cuando ocurre lejos de la zona de cobertura de detección del SASMEX®, está muy lejos de la ciudad a alertar o cuando las estimaciones de la energía del sismo no rebasan los niveles establecidos.

Tiempo de Oportunidad o de Alertamiento

SASMEX® considera como tiempo de oportunidad, el intervalo de tiempo entre el momento que la población escucha el sonido oficial de alerta sísmica, y el momento en que el sismo llega a la Ciudad en las fases sísmicas de mayor intensidad. Proporciona desde 20 hasta 120 segundos de tiempo de oportunidad aproximadamente, antes de la llegada de un sismo dependiendo de la distancia al epicentro y las primeras detecciones de las estaciones.

Topología SASMEX®

Este tiempo de anticipación dependerá de la distancia entre el sitio donde inicie el sismo y la ciudad a alertar. Por ejemplo, si ocurriera un sismo en la costa de Michoacán, se tendría un tiempo de oportunidad de más de 100 segundos para la Ciudad de México; pero, ciudades próximas al origen del temblor, tendrán tiempos menores.

El tiempo de oportunidad de SASMEX® brinda decenas de segundos valiosos para realizar actividades de prevención practicadas durante los simulacros y contenidas en los Planes Internos o Familiares de Protección Civil. SASMEX® será eficaz si la población en riesgo, conoce las acciones que debe llevar a cabo al escuchar su sonido de aviso de alerta sísmica. Con el objetivo de proteger la vida, salvaguardar los bienes y reducir daños.

El Sonido de Alerta Sísmica

El sonido oficial de la alerta sísmica SASMEX® se diseñó en 1993 (cuando SASMEX® se convirtió en un servicio público), se buscó que fuera único e inconfundible con otros sonidos utilizados en emergencias. Su duración es de un minuto en la Ciudad de México, a partir del momento de activarse el aviso de alerta sísmica.

Los estudiantes de nivel básico, identifican el sonido y realizan simulacros desde hace más de 25 años.

El sonido oficial de alerta es de uso restringido de acuerdo a la normatividad de la Ciudad de México y su uso indebido es sancionado de acuerdo al Artículo 25, Fracción IX, de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México y el Artículo 222 fracción IV del Reglamento de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil.

Difusión de la Alerta Sísmica

Desde 1993 el aviso de alerta sísmica se difunde a la población en la mayoría de estaciones de radio y televisión abierta de la Ciudad de México y en algunas ciudades con cobertura de SASMEX®. La alerta sísmica se recibe en el Sistema de Transporte Colectivo METRO, primer usuario de este desarrollo tecnológico. Es difundida a través de receptor multi-alerta EAS-SAME principalmente en escuelas de educación básica.

En 2008 la alerta sísmica se difunde a través de radios con protocolo multi-alerta EAS-SAME (Emergency Alert System- Specific Area Message Encoding) como los que emplean las instituciones de emergencia en varios países del mundo. Sin embargo, la difusión de avisos tienen retardos y ninguno difunde mensajes anticipados de alerta sísmica. Por lo que en México se incorporó un estándar para evitar retrasos y reconocer correctamente el mensaje de SASMEX® en lo que se ha denominado estándar SARMEX para obtener el mayor tiempo de oportunidad.

Los receptores multi-alerta EAS-SAME-SARMEX se han instalado principalmente en escuelas de educación básica y edificios de gobierno.

A partir del 19 de septiembre de 2015, el sonido oficial de la alerta sísmica SASMEX® es escuchado por la población de la Ciudad de México, a través de los altoparlantes de la Ciudad de México que pertenecen al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).

Redes Sociales, Apps y Cellbroadcast

Una alerta sísmica debe brindar el mayor tiempo de oportunidad ante la llegada de un sismo y su difusión deber ser simultánea a todos los usuarios, para aprovechamiento del aviso de alerta y evitar retrasos.

Las redes sociales (Twitter, Facebook, Whatsapp, Instagram, etc.) como otros medios de información por internet, eventualmente sufren interrupciones, retardos y suspensión en sus servicios. Esto hace que sean poco confiables para ser una alerta sísmica temprana. Por lo que sólo podrían contribuir como medios de información o notificación para que la población tenga conocimiento sobre el desempeño de la alerta sísmica, pero no como medios de difusión del aviso de alerta sísmica.

Topología SASMEX®


Se han intentado utilizar aplicaciones móviles o apps como otro medio de difusión para recibir avisos de alerta sísmica, sin embargo, estos productos dependen en su totalidad de una conexión a internet a través de red de datos o wifi; lo que genera retrasos variables e implica reducción en el tiempo de oportunidad utilizado para realizar medidas de prevención, poniendo en riesgo a los usuarios y haciendo ineficaz el aviso de alerta.

Una opción viable para telefonía celular, es aprovechar la tecnología conocida como "CellBroadcast", que puede enviar de manera simultánea avisos de alerta a todos los usuarios de teléfono celular conectados a una célula ubicada en una región que deba ser alertada, sin necesidad de instalación de una app, programa o conexión a internet, impidiendo así los retrasos.

Innovación y Prestigio

México cuenta con SASMEX® desarrollo 100% mexicano con tecnología moderna, que a través de ciencia e ingeniería de un grupo de trabajo con alta experiencia en sistemas de telemetría, electrónica, geofísica, informática, comunicaciones y de la utilización de inteligencia artificial y computación avanzada; envía el aviso de alerta a la población con el algoritmo más rápido del mundo implementado en sus sistemas de monitoreo, detección y alertamiento; lo que la convierte en la alerta temprana para sismos más rápida del mundo. Y a partir de 2019, con una mejora tecnológica en sus sistemas de comunicación se ha alcanzado a reducir en 1.2 segundos el tiempo de alertamiento en algunos sistemas de difusión como lo es radio, televisión y receptores dedicados.

SASMEX® comparte su experiencia en el libro de sismología más importante del mundo: International Handbook of Earthquake & Engineering Seismology a, el cual compendia el avance de la ciencia e ingeniería en el siglo XX orientado a los sismos.

Adicionalmente pertenece a organismos internacionales enfocados en la reducción de riesgos de desastres. Participa en eventos, congresos, talleres, foros, seminarios y simposios nacionales e internacionales de especialistas en sismología, además de compartir información sobre su funcionamiento con especialistas de todo el mundo que visitan su sede en México.

Topología SASMEX®

Ampliación y Mejoras

Se ha propuesto tanto al Gobierno Federal como algunos estados con peligro sísmico complementar la cobertura de los estados de Veracruz, Chiapas y Noreste de Oaxaca, con el objetivo de difundir avisos de alerta sísmica de estas regiones sísmicas. También se ha planteado que todas las grandes urbes, ciudades y poblados en riesgo sísmico que puedan disponer de tiempo de oportunidad, difundan la alerta sísmica así como disponer de todos los medios que garanticen una difusión amplia, simultánea o de unos pocos segundos para toda la población. Y sistemas automáticos que puedan aprovechar la señal de alerta para mitigar el riesgo sísmico de manera integral.

Operación y Preservación

El SASMEX® utiliza fuentes de energía autónomas y aprovecha la energía solar. Busca contar con elementos alternos y redundantes en los sistemas de comunicaciones para garantizar un nivel aceptable de disponibilidad y confiabilidad y resiliencia. Se tiene un sistema continuo de monitoreo y supervisión automático los 365 días del año, con rapidez de respuesta en la recuperación de un elemento por parte del personal, en menos de 24 horas.